Estar más de una hora ante una pantalla provoca fatiga visual y pesadez ocular

Pasar más de una hora mirando una pantalla provoca fatiga visual, fotofobia, pesadez ocular, dificultad de enfoque, enrojecimiento ocular y borrosidad en visión de cerca, según ha puesto de manifiesto un estudio preliminar realizado por expertos de la Universidad Complutense de Madrid sobre una muestra de 26 personas con edades comprendidas entre los 21 y los 50 años.

businessman is too fatigued to rubbing his eyes

 

Se trata de una investigación que ha tenido como objetivo conocer los motivos por los que el ojo no reacciona a la sobreexposición a la luz de las pantallas de dispositivos electrónicos, a pesar de que estos emiten hasta cinco veces más luz de alta energía  que el resto de fuentes luminosas.

Hemos comprobado que las personas no notamos la intensidad de la luz de las pantallas ya que no contamos con los sistemas naturales para defendernos de dicha luminosidad , ha argumentado el experto de la Universidad Complutense de Madrid y uno de los autores del trabajo, Nilo García.

Y es que, tal y como ha apostillado la doctora del mismo centro universitario y también autora del estudio, Celia Sánchez Ramos, ante un texto reflejado en una pantalla, las personas son conscientes de las molestias visuales que padecen cuando son preguntadas por las mismas  y no de forma espontánea.

 

EL 42% PADECE DE UNO A CINCO SÍNTOMAS

Sin embargo, cuando se les cuestiona, el 92 por ciento asegura que siente algún síntoma de fatiga en los ojos de manera frecuente o constante, mientras que un 42 por ciento manifestaba padecer de uno a cinco síntomas, el 35 por ciento de seis a 10 síntomas y el 15 por ciento más de 10 síntomas.

La fatiga visual aumenta función del tiempo de observación de la pantalla, dado que, según se desprende de los resultados, las molestias se incrementan hasta cuatro veces más desde el inicio hasta el final de la prueba. Esto es especialmente acusado en el caso de las mujeres, ya que, y aunque ” no se conocen las razones “, padecen el doble de fatiga visual que los hombres, al igual que las personas que llevan lentillas o gafas.

Con el objetivo de evitar estas molestias, los expertos han destacado la importancia de ser consciente de la salud visual y de llevar a cabo determinadas medidas preventivas como, por ejemplo, descansar 20 segundos cada 20 minutos delante de una pantalla  o poner protectores a la misma con el fin de disminuir el exceso de luz.

Todo lo que sea fatigar un órgano tiene a la larga una respuesta no positiva, especialmente si se hace desde edades muy tempranas. Por ello, nuestro siguiente paso va a ser analizar cómo afecta a los menores y a los mayores, ha zanjado Sánchez-Ramos.